Colindres participa en un proyecto experimental para controlar la expansión del helecho común y reducir los incendios en Cantabria

Colindres participa en un proyecto experimental para controlar la expansión del helecho común y reducir los incendios en Cantabria

‘Pteridium’ es una iniciativa de la Mancomunidad de Municipios Sostenibles que cuenta con el apoyo de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria

Colindres es uno de los municipios en los que se ha puesto en marcha el proyecto ‘Pteridium’, una iniciativa de la Mancomunidad de Municipios Sostenibles que cuenta con la participación del Gobierno de Cantabria y que pretende controlar la expansión del helecho común en la Comunidad para evitar incendios forestales, a la vez que aprovechar posteriormente uno de sus principios activos, la ecdisona, como insecticida biológico.

Con un presupuesto de 50.000 euros, el proyecto experimental comenzó el pasado mes de agosto con la primera eliminación de helechos en dos parcelas de Colindres y Liendo para ser posteriormente analizados en los laboratorios del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (IBBTEC)-que también colabora en la iniciativa junto al Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA).

La segunda fase de eliminación controlada se llevará a cabo en esas mismas parcelas antes de junio del año que viene, fecha en la que se recogerán los primeros análisis de los estudios. El proyecto se completará con la posterior comercialización como insecticida biológico de los residuos vegetales que surjan de la eliminación de esas dos parcelas de helechos. En concreto, uno de sus principios activos, como es la ecdisoma.

El proyecto cuenta también con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, que aportará casi 30.000 euros en la financiación, y de los ayuntamientos de Colindres y Liendo, que ceden las dos parcelas de dos hectáreas cada una.

La iniciativa ha sido presentada por la vicepresidenta de Cantabria y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, en una rueda de prensa en la que también han participado el presidente de la Mancomunidad de Municipios Sostenibles, Felipe Lavín; el presidente de la asociación cultural Bosques de Cantabria, Clemente Rasines y los alcaldes de Colindres y Liendo, Javier Incera y Juan Alberto Rozas, respectivamente, así como el director general del CIMA, Jesús García, además del director técnico de la Mancomunidad de Municipios Sostenibles, Javier Hernández.

Efecto propagador

Durante la presentación del proyecto, Díaz Tezanos ha ensalzado la utilidad de esta iniciativa a la hora de controlar la expansión del helecho común, una especie de “marcado carácter propagador” del fuego cuando se encuentra en su fase más seca. También ha subrayado la importancia de la fase de eliminación porque “se puede tornar como una actividad generadora de puestos de trabajo”. De hecho, en esta primera fase experimental supondrá la contratación de dos peones para llevar a cabo el desbroce de helechos en las parcelas de Colindres y Liendo.

La vicepresidenta, además, ha puesto el énfasis en la apuesta del proyecto por una economía circular al poner la investigación al servicio de “una economía basada en el residuo cero y en la que todos los elementos vuelvan a tener una utilidad”.

“Se trata de una iniciativa de una importancia extraordinaria porque contempla de manera íntegra varias perspectivas, como son intervenir frente al cambio climático evitando factores de riesgo, atajar un problema ambiental específico de la región, incentivar una actividad preventiva susceptible de generar puestos de trabajo y promover el aprovechamiento económico de los residuos de esta planta”, ha indicado Díaz Tezanos.

“Un auténtico arsenal químico”

Por su parte, el presidente de la Mancomunidad de Municipios Sostenibles, Felipe Lavín, ha señalado que este proyecto permitirá desarrollar muchas políticas municipales y regionales, como la conservación de la biodiversidad, la prevención de riesgos y vulnerabilidad, la generación de empleo y el emprendimiento.

También ha resaltado la necesidad de impulsar una iniciativa de estas características porque en los 16 municipios que forman la Mancomunidad se han detectado “importantes” poblaciones de helechos que favorecen la propagación de incendios.

El presidente de la asociación cultural Bosques de Cantabria, Clemente Rasines, también ha justificado la puesta en marcha del proyecto ‘Pteridium’ porque el helecho común, “la quinta especie más abundante del mundo”, ha dicho que “está muy extendida por los prados y zonas forestales de nuestro territorio” y sus efectos van más allá de las consecuencias que genera su papel como propagador del fuego. “Es un auténtico arsenal químico que precisa ser controlado”, ha enfatizado Rasines.

Igualmente, ha aplaudido el posible aprovechamiento de unos de sus principios activos, la ecdisona, como insecticida biológico, contribuyendo así a cerrar una economía circular que “beneficiará al clima y al medio ambiente de Cantabria”.

Habilidades

Publicado el

8 noviembre, 2017

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonTwitter Icontwitter follow button